Un Statement describe y enumera los intereses del artista.

Principios estéticos, filosóficos, sociológicos, históricos o biográficos, pueden usarse para responder qué hacemos, por qué y cómo.

El Statement es importante para situar al observador en un campo de acción, en el que no solo se produce la declaración, sino que al hacerla el artista inserta su actividad dentro de un orden. Ese orden a su vez se inscribe por medio de la forma Statement  en un contexto, el del sistema profesional del Arte Contemporáneo. Así cuando ves un Statement sabes que hay un orden – un orden social – aceptado por el artista.

No importa que afirme o niegue en su obra, o que declare en su Statement, previamente hay aceptación. Incluso aunque en su rol al artista se le atribuya una inclinación a cuestionar el Status Quo político, social o estético, su actividad sigue una lógica que acepta una estructura que lo acota de diversas maneras y le da un papel social que ha de cumplir.

Un artista puede, dentro de su aceptación, ser consciente de esto, o no serlo. Su aceptación puede ser explícita o tácita.

La estructura a la que nos remite el Statement es la del profesional liberal con carrera, en su traslación al sistema del arte.

En mi caso, y debido al enfoque inicial de mi actividad artística, hacer una declaración de intenciones no me parecía necesario. He tratado  ante todo de tener trabajo, no carrera. Mi actividad no se inscribía en el campo del arte contemporáneo de manera central, ese campo en el que existen unos mecanismos de legitimación de las carreras artísticas, entre los que figuran el Statement.  Se puede decir que, en la medida en que he tenido una intención de tener carrera o he transitado por los mecanismos de legitimación del arte contemporáneo, mi aceptación ha sido tácita, y no he dedicado tiempo a pensar en mis motivaciones para ordenarlas discursivamente.

Quienes tienen carrera subordinan cualquier declaración de intenciones a conseguir tener carrera, lo que en ciertos casos es contradictorio con su propia declaración de intenciones.

Así pues un Statement es una acotación, entre otras cosas, dentro de un orden. Un artista ha de declarar qué le interesa, por qué hace lo que hace, cómo lo hace.  Puede ser concreto, eso es lo que generalmente se espera, o puede haber alardes de diversos tipos: irónicos, filosóficos, políticos.

Puede no haber un Statement o eludir explicitarlo.